• El Médico de vocación no es un técnico en el arte de curar, va más allá, es una persona preparada en el sentido humano e integral. La Doctora Clara Eugenia Moreno Ramírez, fue la Madrina de Generación 2014-2019.

.- En el Centro Universitario de la Costa (CUCosta) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), se realizó el acto académico de la XVII Generación de la Licenciatura como Médico Cirujano y Partero, ante la presencia de familiares, amigos, docentes y funcionarios universitarios, del Centro Regional de la Costa Norte de Jalisco.

Fue el egresado Omar Castillo Peña, quien a nombre de sus compañeros, dio el siguiente mensaje: “hoy se marca algo transcendental, tanto para los médicos recién egresados como para la sociedad en general.

Elegimos una carrera única, no hay Médicos que sepan todo sobre medicina, no hay campos o especialidades donde se haya descubierto todo. La única constante en la medicina es el cambio, siempre mejorando, siempre aprendiendo, siempre tratando de ser una mejor versión de ti, si no das un paso adelante, siempre estarás en el mismo lugar”.

De igual manera, Castillo Peña agregó: “nuestra nueva profesión servirá como una buena prueba, hemos hecho numerosos sacrificios para llegar a este punto, hemos perseguido nuestros sueños para convertirnos en un Médico.

Siempre vive pensando que es lo siguiente en tu lista y persíguelo, si no vas tras lo que quieres, nunca lo tendrás. Así que nunca dejes de aprender, nunca dejes de hacer preguntas, y nunca olvides que la medicina es un arte.

A nuestros padres y a nuestros maestros, son esos gigantes, aprendimos gracias a ustedes. No estamos simplemente parados sobre sus hombros, nos están deteniendo ahí”, concluyó.

La doctora Clara Eugenia Moreno Ramírez, madrina de la XVII Generación de Licenciados como Médico Cirujano y Partero, dijo: “es un honor para mí haber sido elegida como madrina de esta maravillosa generación y ser testigo de este proceso paulatino de formación que día a día ameritó grandes esfuerzos, y que hoy nos lleva a estar aquí, celebrando con ustedes el término de sus estudios.


Doctora Clara Eugenia Moreno Ramírez,

Egresados de la carrera medicina, ustedes se prepararon para llegar a esta meta, yo lo sé, no fue nada fácil. Ahí están vigentes todavía los efectos de empeño realizado. Ahora es el momento de disfrutar y analizar con seriedad lo realizado, pero sobre todo mirar con optimismo el futuro.

Durante su formación, adquirieron las herramientas necesarias para desarrollarse en su ámbito profesional dotado de Fundamentos Científicos, Éticos y Humanos”. Les deseo de todo corazón mucho éxito en la realización de sus planes personales y profesionales. La alegría que siento es indescriptible, muchas gracias por permitirme ser parte de esto.

Donde quiera que el destino los lleve, recuerden que los egresados de la facultad de CUCosta, son custodios de una llama del legado de generaciones de excelentes médicos, que cumplen la misión de esta institución, confiamos el cuidado de esta llama a ustedes médicos de la generación 2014-2019. Muchas gracias, finalizó.

Luego el alumno, Yair Antonio Pliego Núñez, hizo entrega de un reconocimiento a la madrina y acto seguido las autoridades universitarias entregaron a los 42 egresados constancias y reconocimientos de los mejores promedios.

Después, el doctor Juan Agustín Torres Vázquez, coordinador de la Licenciatura, dirigió el Juramento Hipocrático a los 42 egresados de la carrera, el cual es obligatorio para los graduados, porque orienta al médico en la práctica de su profesión. 

Finalmente, el doctor José Luis Cornejo Ortega, Secretario Académico, expresó: “reciban una muy cordial felicitación por parte de nuestro Rector Jorge Téllez López, que por cuestiones de agenda no nos pudo acompañar.

El médico de vocación no es un técnico en el arte de curar, va más allá, es una persona preparada en el sentido humano e integral. Es fundamental que los médicos comprendan que tienen el privilegio más grande que se le puede conceder a un ciudadano.

Júbilo en la graduación…!

Cuando el estado los autoriza a penetrar profundamente dentro de las intimidades increíblemente hermosas del templo de la personalidad humana, por cualquiera que sea la circunstancia que les que les toque, el sabio, el apóstol, el reformador, o el demente, frente a esa persona tiene un deber y una tarea tan grande que cumplir, que solamente el estado, la ciencia, la religión y la sociedad, le han confiado a un solo tipo de personas, al que llaman, Médico”, agregó el Doctor Cornejo Ortega.

Cabe señalar que en México sólo hay un médico por cada 348 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el país no alcanza la cifra mínima de personal sanitario que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), para cumplir con los objetivos de desarrollo establecidos a nivel internacional.

Cada año, en el país, se gradúan alrededor de 16 mil 500 personas de la Licenciatura en Médico Cirujano y Partero, de las 165 escuelas de medicina que hay.

Tan sólo en este estado, según datos de la Secretaria de Salud Jalisco, hay 11 universidad que ofertan la carrera, de las cuales egresan entre 2 mil 500 y 2 mil 800 Médicos.

“No se despidan de la Universidad de Guadalajara, esta es su casa y seguirá siendo, regresen a ella cuando gusten, sigan formándose, tenemos maestrías, doctorados y diplomados para su formación continua.

Felicidades a los padres de familia que siempre estuvieron apoyando a sus hijos e hijas, son parte importante de que ellos concluyeran esta meta”, añadió el Doctor José Luis Cornejo.

En la mesa del presídium estuvieron el doctor Remberto Castro Castañeda, director de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud; doctor Jesús Aarón Curiel Beltrán, jefe del departamento de Ciencias Médicas y el doctor Juan Agustín Torres Vázquez, coordinador de la carrera del CUCosta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *