.- La oportunidad de servir con emoción, dedicación, creatividad y profesionalismo en una institución educativa como la Universidad, donde se forman profesionales cuya finalidad es la ética de servicio, seguramente te hace trascender en la vida, ocupando un lugar muy especial en el corazón de una comunidad.

Tal es el caso del Dr. Jorge Téllez López, Rector del Centro Universitario de la Costa de la UdG. en Puerto Vallarta Jalisco, a escasos meses de haber tomado las riendas de este templo de la Educación y Cultura que lo ha transformado con una visión integral en sus ofertas académicas, sobre todo actuando con responsabilidad y sencillez, conformando un equipo de colaboradores que hacen que las cosas sucedan.

Cuando el objetivo es preciso y con una planeación bien estructurada, se logra el cometido, le atribuyo a tres cosas indispensables; volar muy alto, sentir profundo y mirar lejos.

Es mi percepción muy particular el reconocer la obra de seres humanos que entregan todo por hacer el bien al prójimo, sobre todo en su superación personal tanto en lo educativo, cultural y deportivo.

Cuando ves el crecimiento en la enseñanza, en las instalaciones universitarias, en el trato con el personal que labora tanto en lo administrativo, docente y de mantenimiento, se cumple a cabalidad en la formación de sus estudiantes.

Por eso me atrevo a decir, es un orgullo que una Universidad pública de la talla de CUCOSTA UdG ha cumplido con merecimientos reales y como ciudadano vallartense me siento muy agradecido de su desempeño y sus logros que están a la vista de todos.

En el pasado fui testigo fiel  de un evento que me lleno de mucho orgullo, el formar parte de una comisión para la consecución de 50 hectáreas de tierra donadas por la comunidad indígena de Tomatlán Jalisco.

Fue precisamente con el Dr. Téllez, Macedonio León, Joel Galván y otros compañeros, en haber logrado adicionar al patrimonio de la UdG nuevos espacios para la formación de nuevos profesionistas en la región.

Dr. Jorge Téllez López

De ahí creí en la carrera ascendente del Dr. Téllez por su humanismo y entrega total a la educación sobre todo en la zona rural, donde se pedía a gritos una universidad.

Cabe señalar que no sólo para los estudiantes, sino también para profesores y actores involucrados en tareas académicas y de investigación que pretendan la realización de actividades interculturales científicas y de innovación, era importante contar con un centro de educación universitaria para elevar la oferta ante el desarrollo regional, ya que facilita la movilidad de los mismos al ser reconocidos como una universidad con altos estándares de calidad en su educación.

Los estudiantes de este nuevo centro universitario de la Costa se les genera un compromiso social con el desarrollo sustentable, fomenta una verdadera vocación de servicio, con un perfil altamente competitivo, mejorando su preparación con sentido ético, principios morales y humanismo, dando como resultado una formación integral de nuestros estudiantes que finalmente es el profesional que la sociedad actual demanda.

Es por eso que me siento orgulloso de haber formado parte de este gran equipo que sigue adelante con guía y brújula.

Debemos de reconocer que fue un trabajo intenso en la red con los otros centros universitarios que ofertan diferentes carreras profesionales son parte del instrumento, que contaba con indicadores donde se justificaba la creación de este centro.

Se trabajó arduamente en los planes de estudios con las particularidades esenciales a su entorno. se trabajó en el CUC, con un comité de evaluación interno conformado con un excelente equipo, resaltando como fortaleza esta capacidad que tiene la universidad por su anhelo de superación, los coordinadores de las carreras, de manera colegiada dentro de la red, asentando finalmente los evaluadores en el dictamen final, que dio por resultado su justificación.

La sociedad en esta Costa de Jalisco debemos de estar comprometidos con mejorar el nivel académico de todas las carreras, con la finalidad de lograr la excelencia.

Se perfectamente que así lo harán, conozco la trayectoria académica de este gran equipo que dirige el Dr. Jorge Téllez y su entrega total a la superación de este CU Costa, donde me consta que siempre se ha conducido con honestidad, sencillez y humanismo y con un alto sentido de responsabilidad. Reciban nuestras más sinceras felicitaciones, sabiendo que lo que están sembrando ya está fructificando.

La educación debe de tener como finalidad el de producir hombres y mujeres como excelentes ciudadanos, en donde la competencia por ser mejores se lleve a cabo más bien por la agudeza del cerebro que por la fuerza muscular; en fin la educación  estimula el fin de crear alguna cosa que aumente el bienestar, prosperidad y la felicidad del ser humano.

Sera siempre importante el revisar el contenido y el mensaje de cada programa que se realice en torno de la educación, para controlar los efector negativos, platicando entre toda la comunidad universitaria para visualizar mejor sus efectos.

-Se deberá avanzar siempre con un espíritu incansable donde se transformen los ambientes de injusticia, desigualdad, deshumanización e indiferencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *