• Los expertos aseguran que, aunque las pérdidas económicas afectarán significativamente al país, debido a la importancia del evento, el impacto solo será a corto plazo.

EXPANSIÓN.- En el comunicado de prensa que el Gran Premio de México emitió para informar que se posponía el evento, Federico González, el director general, expresó que lo primordial era garantizar la experiencia más segura para los asistentes, por eso se había tomado dicha decisión.

Para Rodrigo Diez, director general de la firma de comunicación Padre Group en América, la clave está en generar una sensación de seguridad en los públicos involucrados. Manejar la incertidumbre en un momento de crisis es lo más inteligente que pueden hacer las marcas.

“La gente termina agradeciendo que esto suceda. Por temas de salud, ¿quién va a querer arriesgarse?, pero también porque les da la sensación de que ellos son primordiales y no tienen que perder su boleto por no asistir a un evento por tener miedo a contagiarse, sino solo esperar un poco para hacerlo válido”, explica Diez.

Esto obliga a las marcas a generar nuevas estrategias para mantener a un público que prioriza la interacción presencial. De acuerdo con la consultora Nielsen, 81% de los aficionados mexicanos a la Fórmula 1 prefiere ver este tipo de eventos en vivo.

Pero hay una ventaja importante: el principal canal de información de 95% de los espectadores es el internet, un medio que se ha vuelto esencial para las personas durante la pandemia.

“Hay que aprovechar que hay una migración masiva a canales digitales y salir a reforzar la presencia de la marca”, asegura César Enríquez. “La Fórmula 1 llama mucho la atención, así que esta podría ser la oportunidad para llegar a un público que no tiene acceso a este tipo de eventos”.

Heineken, que es el principal patrocinador del evento a nivel mundial, ha reforzado su estrategia digital. Por ejemplo, previo al Gran Premio en Austria, la marca ofreció un concierto virtual para los espectadores que este año no podrán asistir al evento que solo recibió a 100 personas, entre ellos trabajadores de hospitales. En México, la marca todavía no anuncia ninguna actividad.

Desde Nielsen aseguran que apostar por esto es la manera adecuada de genera un vínculo con la audiencia, pues 62% de los mexicanos tiene en mente que las empresas que participan en el evento son socialmente responsables, por lo que 67% prefiere comprar los productos que éstas comercializan en lugar que los de su competencia.

Además, esto provoca que 49% se informe activamente sobre lo que estas marcas hacen y que 73% de ellos se vuelvan sus fieles consumidores.

“Hay que robustecer el canal digital, las estrategias de posicionamiento online serán básicas para mantener cautivado al público”, concluye Diez. (Zyanya López)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *