• Agencias gubernamentales se pusieron en contacto con funcionarios de los 50 estados y cinco grandes ciudades con la información sobre los planes, adelantó el NYT.

Reuters.- Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos pidieron a los funcionarios de salud de los estados que se preparen para distribuir una posible vacuna contra el coronavirus a grupos de alto riesgo a finales de octubre, según documentos publicados por la agencia este miércoles.

El momento en que estará disponible una vacuna ha cobrado importancia política, a pocas semanas de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, busque la reelección en noviembre, luego de comprometer miles de millones de dólares federales para desarrollar una vacuna para prevenir el COVID-19, que ha matado a más de 180,000 estadounidenses.

“A efectos de la planificación inicial, los CDC proporcionaron a los estados ciertos supuestos de planificación mientras trabajan en planes estatales específicos para la distribución de vacunas, incluida la posibilidad de tener cantidades limitadas de vacunas en octubre y noviembre”, dijo a Reuters una portavoz de los CDC.

The New York Times había informado anteriormente que los CDC se pusieron en contacto con funcionarios de los 50 estados y cinco grandes ciudades con la información sobre los planes.

El principal experto en enfermedades infecciosas del país, Anthony Fauci, dijo el miércoles a MSNBC que, según la tasa de inscripción de pacientes en los ensayos de las vacunas para el COVID-19 en curso, podría haber suficientes datos clínicos para saber en noviembre o diciembre que una de las vacunas es segura y efectiva.

Los documentos publicados en internet por The New York Times mostraron que los CDC se están preparando para que una o dos vacunas contra el COVID-19 estén disponibles en cantidades limitadas tan pronto como a fines de octubre.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este lunes que la autorización de emergencia de las vacunas COVID-19 requiere “mucha seriedad y reflexión”, después de que Estados Unidos anunció que estaba considerando la posibilidad de acelerar el proceso de autorización de los medicamentos.

El jefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) declaró que estaría dispuesto a evitar el proceso de aprobación normal para autorizar una vacuna COVID-19 siempre que los funcionarios estuvieran convencidos de que los beneficios superan los riesgos.

Rusia ya otorgó la aprobación regulatoria a una vacuna COVID-19 este mes después de menos de dos meses de pruebas en humanos, lo que llevó a algunos expertos occidentales a cuestionar su seguridad y eficacia.

El enfoque preferido de la OMS sería tener un conjunto completo de datos que podrían usarse para la precalificación de vacunas, según Swaminathan. Luego, la OMS consideraría la eficacia y seguridad de cada fármaco caso por caso, agregó. (FORBES)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *