.- El tapatío Sergio «Checo» Pérez llegó detrás de su coequipero Max Verstappen en el GP de Azerbaiyán tras una gran carrera. George Russel (Mercedes) completó el podio.

El mexicano (que se quedó con la vuelta más rápida), amarra el segundo puesto en el campeonato de pilotos y le pone más candela a esta tabla individual de la categoría reina del automovilismo.

Eso sí, no hay duda que el gran ganador del Gran Premio de Azerbaiyán es el equipo de Red Bull.

Desde la largada Checo Pérez fue más inteligente y adelantó a Charles Leclerc (Ferrari) en la primera curva, aquella donde Lewis Hamilton (Mercedes) el año pasado se siguió de largo y eso fue vital para la victoria en 2021 del Checo.

Y desde la vuelta 1 hasta la 15, Checo tomó la punta, y mientras eso sucedía, algunas cosas se presentaron en la pista:

De inicio, una dura pelea antre Leclerc y Max Verstappen (Red Bull) por el segundo puesto.

También comenzaron las malas noticias en el día para los italianos, pues en la vuelta 9 el español Carlos Sainz presentó problemas en su motor y quedó fuera. Esto propició una bandera amarilla y la indicación del Virtual Safety Car, que finalizó en la vuelta 11.

Y cuando parecía que los liderados por Mattia Binotto tenían un buen plan, al mandar al de Mónaco (Charles) a los pits, una lenta parada de 5 segundos lo impidió.

Con esto último, Verstappen subió al segundo y Checo fue a los pits a poner gomas duras, lo que le dio la punta al neerlandés y con una parada de 5.7 segundos en boxes, el tapatío cayó al tercero.

Ferrari lo intentaba rescatar, incluso con la entrada de Max a los pits, que puso en el primer puesto al monegasco, pero en la vuelta 21 pasó lo que menos quería la Scudería; el F175 de Leclerc tuvo un gran problema y esto dejó fuera al piloto de Mónaco y sin puntos este fin de semana para el equipo. Agencia El Universal

COMO PASÓ

Azerbaiyán ha albergado un gran dramatismo en sus cuatro Grandes Premios anteriores, la Tierra del Fuego siempre ansiosa por subir la temperatura. Después de que Sergio Pérez colapsara la fiesta de Charles Leclerc y Max Verstappen en Mónaco, esos tres pilotos ingresaron a Bakú buscando el máximo de puntos en su persecución por el campeonato.

Con Leclerc en la pole, Pérez se uniría a él en la primera fila, mientras que Verstappen saldría desde la P3 junto a Carlos Sainz de Ferrari. Detrás estaría George Russell de P5 y Pierre Gasly, todos los pilotos hasta Lando Norris, comenzando 11º, con compuestos medios, con Zhou Guanyu, Kevin Magnussen y Alex Albon, los otros tres para comenzar con neumáticos amarillos.

«Codazos en la curva 1, todo está en juego»: esas fueron las palabras en el oído de Sergio Pérez cuando comenzó la vuelta de formación. Y cuando se apagaron las luces, el mexicano demostró que entendió la tarea, lanzando bien y segando por dentro a Leclerc, quien encerró entrando en la primera izquierda.

Por lo tanto, Leclerc quedó entre los Red Bulls, Verstappen ocupando la P3 por delante de Sainz desde la P4. En la vuelta 5, Pérez había abierto su ventaja a dos segundos mientras Verstappen se acercaba a Leclerc, acechando a su rival a través de la estrecha sección del castillo. El ritmo de carrera de Red Bull claramente estaba pagando dividendos.

Otros que se movieron al principio incluyeron a Sebastian Vettel, hasta P8 de Yuki Tsunoda, mientras que Albon recuperó dos lugares hasta P15, pero perdió un lugar ante Magnussen poco después. En cuanto a Nicholas Latifi, recibió una penalización de 10 segundos después de que su mecánico tocara su automóvil después de la advertencia de procedimiento de arranque de 15 segundos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *